Carpaccio de carne

Pocos platos son tan sabrosos como un Carpaccio de carne recién hecho, un entrante perfecto típico de Brasil que se puede combinar con verduras crudas o quesos para lograr un resultado espectacular. Se trata de una receta tradicional y muy fácil de elaborar, que va a requerir un buen pulso y la ayuda de un cuchillo afilado, aunque todo resulta más sencillo si disponemos de un cortador de fiambres.

Ingredientes

carpaccio de carne

  • 150 gramos de carne nos dará para unas 2 o 3 raciones. Podemos utilizar restos que tengamos en la nevera como chuletas de buey, lomo o filetes de ternera.
  • Media cucharadita pequeña de pimienta negra.
  • Dos cucharadas grandes de vinagre de Módena, pero si nos resulta muy fuerte el sabor podemos sustituirlo por vinagre de vino o el zumo de medio limón.
  • Dos cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal al gusto. Se puede usar la normal de toda la vida, aunque la Sal de Maldón le da un toque muy especial a esta receta. En caso de usarla es necesario triturarla un poco con la mano.
  • Opcional: 50 gramos de queso manchego muy curado.

Cómo hacer carpaccio de carne

  1. Para hacer un Carpaccio de carne con el que te chuparás los dedos lo mejor es congelar la carne durante cuatro u ocho horas, para que así sea más sencillo cortarla luego. En caso de que ya esté congelada, hay que dejar transcurrir un tiempo para que se atempere.
  2. Es recomendable utilizar una pieza de al menos dos dedos de grosor y eliminar previamente toda la grasa. Y antes de meterla en el congelador hay que envolverla en un papel film transparente para darle forma de rollo.
  3. Transcurrido este tiempo, que varía en función de la potencia de nuestro congelador, sacamos la carne y le quitamos el papel film. Ahora llega el momento de cortarla en láminas muy finas de no más de un milímetro con un buen cuchillo jamonero o mejor aún, con un cortador de fiambres.
  4. No se aconseja amontonar las lonchas ya que se rompen con facilidad, por lo que es buena idea hacer esta tarea entre dos personas: una que va cortando la carne para el Carpaccio y otra que la coloca en el plato.
  5. Una vez que la carne está cortada y emplatada llega el momento de aliñarla con el vinagre de Módena (podemos utilizar un espray para que sea más cómodo) y a continuación con sal y pimienta recién molida. Finalizamos con el aceite de oliva virgen extra, que le proporcionará a este entrante un sabor y aromas espectaculares.
  6. Aunque la carne esté un poco congelada durante la maceración quedará perfecta, por lo que solo queda meter nuestro plato en la nevera durante quince minutos o media hora para que esté bien frío. ¡A la mesa!

La carne cortada tan fina cunde muchísimo, por lo que con las cantidades indicadas habrá sin problemas para un par de platos o una fuente. Es importante que las lonchitas cubran el fondo del plato pero hay que tener cuidado de que no se solapen entre ellas.

Como mencionamos al principio de la entrada, el Carpaccio de carne combina a la perfección con otros ingredientes, pero en esta ocasión os vamos a proponer que incluyáis en la receta unas finas lasquitas de queso manchego muy curado, cuya personalidad contrastará con el sabor intenso de este plato.

Resumen
recipe image
Receta
Carpaccio de Carne
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
Puntuación media
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)