Carpaccio de boletus

En la entrada de hoy vamos a presentar una receta de auténtico lujo, un Carpaccio de boletus (un delicioso tipo de hongo o seta) que llenará con su sabor y presencia las mesas más exigentes. Su textura y matices son de las que se recuerdan durante mucho tiempo y además fácil de preparar. Así que no perdamos más tiempo y vayamos directos a la cocina.

Ingredientes

carpaccio de boletus

  • Medio kilo de boletus frescos para 4 personas o cualquier otra variedad de seta u hongo común como níscalo, portobello o incluso shiitake. Es necesario que sean muy frescos. Ante la duda, hay que mirar la parte de la esponja y tocarlos en el dedo para comprobar su firmeza. Y no tengas miedo de preguntar a tu verdulero.
  • Medio kilo de sal gorda.
  • Tallos de cebollino.
  • Dos cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta recién molida.
  • Opcional: 10 gramos de piñones y opcional: 50  gramos de queso curado o parmesano para dar un toque italiano. Otra opción es pesto y presentar con guarnición de hoja verde.

Cómo hacer carpaccio de boletus

  1. Para comenzar, limpiamos los boletus con una tela húmeda y un cepillo para quitarle cualquier resto de tierra.
  2. A continuación los partimos por la mitad si son muy grandes y los cubrimos con sal gorda por un periodo no inferior a las dos horas.
  3. Transcurrido este tiempo sacamos los boletus de la sal y los limpiamos con un trapo seco.
  4. Cortamos los hongos en láminas muy finas, todo lo que puedas y los vamos poniendo con cuidado en un plato o fuente.
  5. Salpimentamos.
  6. Posteriormente, cortamos en juliana los cebollinos y lo echamos por encima a modo de decoración.
  7. Tostamos los piñones durante un par de minutos en la sartén si los vamos a incluir junto al queso curado. Esto le da un toque distinto al Carpaccio y aumenta ligeramente las calorías de esta receta.
  8. Para acabar, añadimos el aceite de oliva bien repartido por todo el plato y nos sentamos a la mesa.

Como has podido ver, la elaboración del Carpaccio de boletus es muy fácil. Solo hay que tener mucho cuidado a la hora de limpiarlos con ayuda de un trapo húmedo o un cepillo. Nunca debes realizar esta operación debajo de un chorro de agua y menos sumergirlos en ella. El otro punto clave de esta receta es el grosor de las láminas, que no debe superar los dos o tres milímetros. Esta tarea se simplifica mucho si contamos con una mandolina, en caso contrario será necesario utilizar un cuchillo afilado.

Por suerte, en la actualidad las temporadas de Boletus cada vez son más largas, aunque para conseguir los mejores ejemplares haya que esperar a los meses de octubre y noviembre, por lo que podemos preparar este plato durante casi todo el año. En cuanto al queso, puede ser de cualquier variedad mientras sea viejo o curado. Los de oveja suelen ser una excelente elección, que además invitan a disfrutar de un buen vino tinto.

Resumen
recipe image
Receta
Carpaccio de boletus
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total