Carpaccio de Salmón

Después del carpaccio de ternera o res, el de salmón es probablemente el carpaccio más popular. En esta entrada te explicamos todas y cada una de las recetas que hay, desde el clásico fresco hasta uno más rápido y cómodo como el ahumado o marinado, pasando por diferentes combinaciones con otro pescado o ingredientes.

Carpaccio de salmón crudo o fresco

Os vamos a enseñar a preparar uno de los platos más deliciosos que puedes servir como aperitivo o entrante en una cena de invitados. Se trata del carpaccio de salmón crudo o fresco, una receta muy fácil de hacer que encantará a todos los comensales por su exquisito sabor. Y apenas nos tomará unos minutos, por lo que es la solución perfecta si tenemos visitas inesperadas.

Ingredientes

carpaccio salmon crudo

Una pieza de salmón crudo fresco de aproximadamente 400 gramos. Puede ser congelado de buena calidad.

  • 8 cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra.
  • El zumo de un limón.
  • Ramitas y hojas de ciboulette, cebollino, rúcula, canónigos o eneldo para la decoración.
  • 1 cucharada pequeña de pimienta negra, verde y roja mezclada.
  • Sal al gusto.

Tipos de Salmón fresco

Básicamente podemos encontrar 2 tipos respecto a la procedencia, calidad y la parte visual:

tipos de salmón fresco o crudo para un carpaccio

  • Salmón «normal», con vetas blancas de grasa, el de piscifactoría.
  • Salmón salvaje, sin vetas de grasa o mucho menores, menos naranja y más rosado o rojizo.
salmon salvaje
El salmón salvaje de la variedad de Alaska es más rojizo

Cualquiera de los dos es válido, y lógicamente el salvaje es de mayor precio y según algunos estudio nutricionalmente más interesante (recuerda que el salmón es sanísimo y lleno de Omega 3 ?). No debería haber diferencia gastronómica pero escuchamos vuestras experiencias.

¿Debo preocuparme de congelar el salmón crudo por seguridad?

Si el salmón es congelado no te tienes que preocupar por anisakis ni similar. Si es fresco, por ley, debería haberse sido congelado antes de vendertelo pero si tienes dudas porque es un vendedor local o pequeño, pregúntale o directamente congélalo antes de consumirlo 24horas (que además te ayudará luego a cortarlo :)). Como decimos, aquí tienes la fuente de Sanidad donde pone que es obligatorio que te lo hayan congelado antes (penúltimo párrafo) y aquí la noticia antigua sobre esto.

Cómo hacer carpaccio de salmón

  1. Antes de comenzar es aconsejable que el salmón permanezca en el congelador durante más o menos una hora, ya que de esta forma será mucho más sencillo cortarlo en láminas muy finas con el cuchillo.
  2. Mientras tanto, en un bol mezclamos el aceite con el limón para hacer nuestra vinagreta, a la cual añadiremos la cucharadita de pimientas y sazonaremos convenientemente. Es mejor que las pimientas que usemos estén recién molidas, ya que así su sabor será mucho más intenso.
  3. Cuando haya pasado una hora sacamos del congelador el salmón fresco que vamos a utilizar para nuestra receta de Carpaccio y los cortamos con un cuchillo jamonero en filetes largos y finos. Tómate tu tiempo, ya que el resultado final será espectacular.
  4. Podemos guardar los filetes en la nevera si no los vamos a consumir inmediatamente. En caso contrario, echamos la vinagreta con el aceite, limón, sal y pimienta sobre el salmón fresco y esperamos media hora para que se macere. Es buena idea utilizar un recipiente hermético durante este proceso y refrigerar el pescado en todo momento.
  5. Y por último, emplatamos y decoramos el Carpaccio de salmón fresco con ramitas y hojas de ciboulette, cebollino, rúcula, canónigos o eneldo, que además aportarán matices muy interesantes y añadirán mayor profundidad de sabor. Si cortas las ramas, su aroma será también más intenso.

Ya está listo nuestro Carpaccio de salmón fresco, un plato excelente que hará las delicias de los comensales más sibaritas y sin duda le dará un toque de distinción a tu mesa. Se puede acompañar de cebollitas en conserva, alcaparras o aceitunas negras, un entrante perfecto para maridar con caldos con mucha personalidad como el Pinot Noir.

Carpaccio de salmón ahumado

Normalmente, el Carpaccio está formado por láminas muy finas de carne, pescado o verdura que se sirven crudas o maceradas en vinagreta. Sin embargo, en la entrada de hoy os traemos una variante de la preparación tradicional que incluye salmón ahumado. No está cocinado, pero tampoco crudo, por lo que se trata de un ingrediente muy original para darle una nueva dimensión a esta receta.

Ingredientes

carpaccio de salmon ahumado

    • 150 gramos de salmón ahumado son más que suficientes para dos personas. 
    • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
    • Corteza de limón.
    • Cebollino.
    • Pimienta de colores.
    • Sal Maldon, aunque también podemos utilizar sal normal sin problemas.
    • Opcional: esta receta combina genial con ciertos quesos cremosos como por ejemplo el Camembert.

Cómo se hace esta receta

  1. Un par de horas antes de servir este plato hay que preparar aceite de limón. Es muy fácil, solo tenemos que rallar la piel del limón y mezclarla con el aceite, dejando que los ingredientes se infusionen a temperatura ambiente. No es necesario que uses toda la cáscara, con una cucharadita será más que suficiente.  
  2. Si vamos a emplear queso cremoso en nuestra receta es buena idea meterlo en el congelador. De esta forma se pondrá duro y podremos cortarlo sin problemas. En el caso de usar un queso tierno con más cuerpo este paso no será necesario.
  3. Es conveniente sacar el salmón ahumado de su envase media hora antes de servirlo, para que así se airee adecuadamente. A continuación los separamos en lonchas y cortamos trozos de un tamaño aproximado a una tostada pequeña, para que así sean más cómodos de comer.
  4. Colocamos las lonchitas en el plato o bandeja que hayamos elegido para presentar nuestro Carpaccio de salmón ahumado, cubriendo todo el fondo sin que lleguen a solaparse del todo.
  5. Posteriormente, aliñamos el salmón con el aceite aromatizado con ralladura de limón. Podemos colar o añadir la ralladura para darle un sabor más intenso y textura a la receta, según nuestras preferencias.
  6. Si vamos a añadir queso Camembert u otra variedad, ahora es el momento. Con ayuda de un pelador de patatas vamos sacando pequeñas lascas y las colocamos en el plato. Como lo hemos congelado previamente, no tendremos problemas.
  7. Añadimos las pimientas de colores recién molidas. No te cortes con la cantidad, ya que le darán mucha personalidad a nuestro plato.
  8. Echamos unas cuantas escamas de sal Maldon o sal normal y decoramos con cebollino picado finamente.

Ya está listo el Carpaccio de salmón ahumado, aunque es muy recomendable dejar que repose en la nevera durante un cuarto de hora antes de servirlo, ya que de esta forma alcanzará la temperatura adecuada y le daremos tiempo a los ingredientes para que se integren a la perfección.

Esta receta supone una alternativa muy atractiva a los típicos canapés con salmón ahumado que adornan nuestras mesas en citas importantes, como por ejemplo la cena de fin de año, ya que el aliño le da otra dimensión a este plato. Además, el queso cremoso proporciona un contrapunto excelente, así que si es de tu gusto te aconsejamos que lo incluyas siempre que puedas.

Para acompañar un buen Carpaccio de salmón ahumado lo mejor es utilizar pan tostado o pan de pueblo. Y en cuanto al vino, nos decantamos por un tinto ligero, cuyo sabor suave y equilibrado combina a la perfección con este plato.  

Carpaccio de salmón con alcaparras

Os presentamos un Carpaccio de salmón fresco con alcaparras que está para chuparse los dedos. Y es que esta receta lo tiene todo: es fácil de preparar, solo se tarda unos minutos y además es cardiosaludable, por lo que encaja a la perfección con las dietas sanas y equilibradas. ¡Vamos a la cocina!

Ingredientes

carpaccio de salmon y alcaparras

    • Medio kilo de salmón fresco para dos o tres personas.
    • Una cebolleta.
    • Dos cucharadas pequeñas de alcaparras.
    • Una ramita de eneldo para decorar.
    • El zumo de un limón.
    • Dos cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra.
    • Una cucharadita de mostaza de Dijon.
    • Una cucharadita de salsa de soja.
    • Un diente de ajo.
    • Pimienta negra recién molida.
    • Sal al gusto.
    • Opcional: una cucharadita de miel.

Si te gusta el carpaccio con pescado te puede interesar esta receta de carpaccio de bacalao o un carpaccio de atún.

Cómo se hace esta receta

  1. Corta el salmón en lonchas muy finas y colócalas con cuidado en un plato o bandeja. Puedes congelarlo previamente para que se endurezca y sea más fácil de laminar.
  2. A continuación preparamos la vinagreta para macerar el pescado. En un recipiente hondo echamos el zumo de un limón, el aceite, la mostaza, la soja, sal y pimienta.
  3. Picamos un ajo muy fino y lo añadimos al marinado.
  4. La miel le da un toque de contraste muy acusado a este plato, así que dejamos a tu elección su inclusión en la vinagreta.
  5. Mezclamos bien todos los ingredientes y los emulsionamos.
  6. Vertimos el marinado por encima del salmón fresco y lo cubrimos con papel film de plástico.
  7. Es necesario meterlo en la nevera durante un par de horas para que los ingredientes se integren a la perfección y alcancen su temperatura óptima.
  8. Para acabar, picamos la cebolleta muy fina y la añadimos junto a un puñado de alcaparras. También puedes usar un poco de piel de limón rallada para darle más aroma a la receta.
  9. Decoramos con la ramita de eneldo y ya está listo nuestro Carpaccio de salmón con alcaparras.

Como hemos comentado, este plato cumple con los requisitos de una dieta cardiosaludable. Esto es debido a que las grasas procedentes del salmón y el aceite de oliva virgen extra son insaturadas, lo que popularmente se conoce como “colesterol bueno”. También puedes elaborarlo a partir de otros pescados, como la lubina, el atún o la dorada, que dan unos resultados excelentes.

El salmón es un pescado azul que se caracteriza por su alto aporte de vitaminas, hierro y grasas poliinsaturadas. Este alimento es rico en purina, por lo que el Carpaccio de salmón con alcaparras es una receta ideal para las personas que sufren hiperuricemia o gota. Por su parte, tanto las cebolletas como las alcaparras y el zumo de limón son una fuente natural de vitaminas y minerales, que complementan el valor nutricional de este plato.

Por último, no olvidando el origen nunca el carpaccio es una receta italiana. De hecho puedes ver aquí una receta clásica de carpaccio italiano con parmesano.

Otras ideas y recetas de carpaccio de salmón

Carpaccio de salmón marinado

El marinado, junto al ahumado, es una de las formas de conservar el salmón más populares e históricas. Un pescado o una carne marinada deja de estar cruda por lo que la hace una forma segura y fácil de disfrutar de las propiedades gastronómicas de este alimento (y de lo saludable que es).

salmón marinado

Para ello, puedes comprar directamente un salmón marinado como el que puedes encontrar en cualquier establecimiento junto con la zona de ahumados.

salmon marinado casero

O puedes marina tu mismo el salmón. Aquí te explican como hacer un marinado al eneldo (una de las típicas especias con las que se acompaña el salmón, especialmente en Noruega).

Carpaccio de salmón y aguacate

Otra deliciosa opción es combinar uno de los ingredientes que mejor funcionan con el salmón: el aguacate (también llamado palta). Este graso, sano y delicioso fruto está presente junto con el salmón en recetas como el tartar de salmón, los huevos benedictos y otras tantas combinaciones que funcionan.

carpaccio de salmon y aguacate

Para ello básicamente necesitamos 2 ingredientes:

  • Salmón, ya sea crudo previamente congelado como explicamos arriba en la receta -no deja de ser una especie de sashimi-, ahumado o marinado. 
  • Aguacate en su punto: maduro pero firme.
  • Aparte de esto, puedes combinar con ingredientes salados como el parmesano, encurtidos como alcaparras y/o aliños.

Nosotros recomendamos servirlo cortando finas capas de salmón (si ya viene cortado no hay problema) con finas capas de aguacate. Para ello, corta el aguacate por la mitad, retira el hueso y, con ayuda de una cuchara o las manos, saca las 2 medias partes de la fruta de una. Te dejamos un video para ayudarte:

Una vez lo sirvas en el plato, aliña al gusto con aceite, limón o lo que prefieras. No eches sal hasta que vayas a servirlo ya que la sal «cocina» y deshidrata los alimentos. 

Carpaccio de salmón y bacalao

El bacalao es otro de los pescado más apropiados para un carpaccio (ya sea fresco o ahumado) y combina muy bien con el salmón. Básicamente este carpaccio consiste en combinar cualquiera de los carpaccios con salmón de la entrada con el carpaccio de bacalao que explicamos aquí.

como hacer carpaccio bacalao
Ver receta de Carpaccio de Bacalao

Otros ingredientes, especias y salsas que combinan bien con estas recetas

  • Huevo duro.
  • Tomate rallado.
  • Langostinos. Puedes ver el carpaccio de langostinos.
  • Queso. Ya sea un parmesano curado o un queso fresco o de crema de untar.
  • Frutas cítricas como limón o naranja y tropicales como mango o maracuyá.
  • Salsa de soja.
  • Mostaza.
  • Eneldo.
  • Pimienta rosa.
  • Vinagre balsámico.

 

Resumen
recipe image
Receta
Carpaccio de Salmón
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
Puntuación media
41star1star1star1stargray Based on 30 Review(s)

1 comentario en “Carpaccio de Salmón

Los comentarios están cerrados.