Carpaccio de solomillo

El Carpaccio de solomillo es una receta con un sabor espectacular y que no requiere apenas elaboración, por lo que cualquiera con unos mínimos conocimientos de cocina puede prepararla sin problemas. Hoy os vamos a contar paso a paso cómo se hace y os mostraremos algunos trucos para que el resultado sea perfecto.

Ingredientes

carpaccio de solomillo

  • 300 gramos de solomillo de ternera, buey o cerdo.
  • El zumo de un limón.
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta recién molida.
  • Sal.
  • Opcional: queso curado o parmesano rayado o en virutas.
  • Opcional: unos piñones.
  • Opcional: rúcula, canónigos o cebollino picado para decorar.

Cómo hacer Carpaccio de solomillo

  1. Empezamos cortando el solomillo en láminas muy delgadas. El grosor de las lascas es lo que va a marcar la diferencia entre un buen Carpaccio y un posible desastre culinario, por lo que se aconseja cuidar con mimo este paso. La carne se puede congelar para que así sea más cómodo realizar la tarea.
  2. Con cuidado para no romper las lonchitas vamos colocando el solomillo en el plato o bandeja elegido para servir. Hay que ocupar toda la superficie sin que se vea el fondo ni se apelmacen demasiado, para así conseguir un resultado sumamente elegante.
  3. Echamos por encima el zumo de limón, el aceite, la pimienta recién molida y sal al gusto. También podemos adornar el plato con rúcula o cebollino finamente picado, aunque no es esencial para la receta.
  4. A continuación dejamos que el Carpaccio de solomillo repose durante un cuarto de hora aproximadamente para que los sabores puedan integrarse bien.
  5. Mientras la carne macera podemos sacar virutas de queso con ayuda de un pelador si tenemos la intención de incluir este ingrediente en el plato. Por lo demás, ya hemos acabado y solo resta sentarse a la mesa para disfrutar.

Es muy recomendable adquirir una carne de solomillo de calidad que no tenga grasa. Lo más común es utilizar ternera o buey, aunque algunas variantes de esta receta usan cerdo como ingrediente principal. Eso lo dejamos a tu gusto, aunque la segunda opción aumenta las calorías de este plato, algo que debes tener en cuenta si estás a dieta.

Para cortar el solomillo en láminas muy finas se aconseja colocarlo sobre una bolsa de plástico, añadir unas gotas de aceite y cubrirlo. A continuación pasamos un rodillo con cuidado para no romper las lascas de carne. De esta forma, nos quedarán mucho más delgadas.

El Carpaccio de solomillo se puede acompañar con unas virutas de queso parmesano tal y como se hace en la receta italiana original, aunque también puedes elegir otro queso curado que tenga un sabor muy intenso, como el de cabra o incluso queso azul. En cuanto al limón, a ciertas personas les parece que anula el sabor de la carne y lo sustituyen por vinagre suave. Lo mejor es que lo pruebes de ambas maneras y decidas según tus gustos.

Resumen
recipe image
Receta
Carpaccio de solomillo
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total