Carpaccio de calabacín

La entrada de hoy hará las delicias de los seguidores de la comida sana, ya que vamos a explicar con todo detalle la receta del Carpaccio de calabacín o zucchini, un plato que además de ser fresco y ligero está riquísimo. Parece mentira que tal combinación de texturas crujientes apenas tengan calorías y que esta delicia pueda estar lista en menos de diez minutos. ¡Dale envidia a los que renuncian a una dieta equilibrada!

Ingredientes

carpaccio de calabacin

  • Un calabacín (también llamado zapallo, zucchini, calabacita verde o zapallito según el país ) pequeño dará suficientes lonchas como para llenar sin problemas un par de platos.
  • Un pimiento verde italiano (si no te gusta, puedes no usarlo).
  • Un tomate pequeño (si no te gusta, puedes no usarlo).
  • Un cuarto de cebolla (si no te gusta, puedes no usarlo).
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • Dos cucharadas de vinagre de vino suave.
  • Sal y pimienta al gusto. Puedes utilizar pimienta de cayena si te gusta un toque picante.
  • Ya que estamos dispuesto a jugar con las texturas, podríamos añadir de manera opcional un puñadito (como 50 gramos o así) de almendras fileteadas.
  • También se puede añadir unas lascas de queso parmesano muy finas (por lo que pasaría de ser una receta vegana a vegetariana)

Cómo hacer Carpaccio de calabacín

  1. Limpiamos a conciencia el calabacín, cuya piel debe ser lisa y uniforme ya que vamos a utilizarla. Este producto se deteriora rápidamente, así que es mejor elaborar el plato justo antes de comerlo. Como es tan rápido y sencillo no habrá ningún problema.
  2. Cortamos el calabacín en lonchas muy finas con una mandolina o un cuchillo afilado.
  3. Tras el loncheado colocamos la verdura en la bandeja o platos seleccionados, añadimos sal y lo reservamos.
  4. Picamos el pimiento verde y la cebolla. Le quitamos la piel y las semillas al tomate y lo cortamos en daditos. Echamos todas las verduras en un bol y salpimentamos a nuestro gusto.
  5. A continuación añadimos el vinagre y el aceite de oliva virgen extra en el bol y lo mezclamos bien con todas las verduras para hacer la vinagreta.
  6. Y por último, echamos la vinagreta con el pimiento, cebolla y tomates sobre las rodajas de calabacín. También las almendras fileteadas si las vamos a utilizar. Podemos meterlo unos minutos en la nevera para que se enfríe un poco, pero nuestro Carpaccio ya está listo para comer.

Se trata de una forma distinta de comer calabacín a la que recomendamos le deis una oportunidad. El truco, como en todos los Carpaccios, es que la verdura esté cortada en láminas muy finas, así no notaremos que está cruda. Esta receta está especialmente indicada para las personas que son veganas, ya que así tienen una alternativa a las variantes que incluyen pescado o carne.
En el caso de que no te gusten demasiado las vinagretas, puedes sustituirla simplemente por zumo de limón, un poco de sal y pimienta, que también quedará buenísimo. Este plato combina a la perfección con un montón de verduras e incluso frutas, así que atrévete a experimentar hasta conseguir el Carpaccio de Calabacín más original.

Resumen
recipe image
Receta
Carpaccio de calabacín
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total