Carpaccio italiano con parmesano

Aunque esta receta es muy popular en España, lo cierto es que el Carpaccio de carne con parmesano es original de Venecia, donde a comienzos del siglo XX se elaboraba a partir de finas lonchas de solomillo de buey marinadas con zumo de limón. Desde entonces han surgido multitud de interpretaciones que nos permiten disfrutar de sabores y matices inigualables. No obstante, hoy vamos a mostrar una versión de este plato marcadamente tradicional que se acerca en gran medida a como era en sus principios.

Ingredientes

carpaccio con parmesano

  • 300 gramos de solomillo de buey serán suficientes para 4 personas si este plato se utiliza como entrante. Este es el tipo de carne característico de la receta, aunque también quedará espectacular con ternera
  • Un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre balsámico en una proporción de uno a tres con respecto al aceite.
  • Un limón.
  • Sal y pimienta recién molida al gusto.
  • Un puñado de alcaparras.
  • 100 gramos de queso parmesano en virutas.

Cómo hacer carpaccio italiano con parmesano

  1. Antes de nada, hay que preparar la carne para facilitar su cortado. Para ello es necesario envolver el solomillo de buey o de ternera en papel de plástico transparente y meterlo en el congelador durante una hora aproximadamente. De esta forma se endurecerá y podremos laminarlo finamente.
  2. Mientras la carne está en el congelador, aprovechamos el tiempo para hacer virutas de queso parmesano y las reservamos.
  3. A continuación lavamos el limón, le quitamos la mitad de la piel y la hacemos tiritas. El resto del limón lo utilizaremos para aprovechar su zumo y la otra mitad la cortamos en rodajas para decorar.
  4. Cuando la carne esté dura la sacamos del congelador. Puedes comprobarla a partir de la media hora, ya que algunos aparatos enfrían más que otros.
  5. Laminamos la carne tan fina como podamos, usando un cuchillo jamonero bien afilado si no tenemos un cortador de embutidos. A medida que cortamos la carne de buey o ternera la vamos sirviendo en el plato, para que así no se rompa.
  6. Rociamos las lonchas con el vinagre balsámico, el limón y el aceite de oliva virgen extra siguiendo este orden, aunque también podemos mezclar previamente estos ingredientes para emulsionarlos y hacer una vinagreta.
  7. Salpimentamos al gusto y usamos las tiritas de la cascara de limón y algunas rodajas como decoración.
  8. Ya casi está listo nuestro Carpaccio italiano con parmesano, aunque antes es necesario dejarlo reposar un par de horas para que los ingredientes se integren a la perfección.
  9. Antes de servir añadimos las alcaparras y las virutas de parmesano, que forman parte esencial de la receta de Carpaccio italiano. No obstante, también puedes usar rúcula u otro tipo de queso si no te gustan ambos sabores.

La presentación juega un papel determinante en este plato, sobre todo para aquellas personas que son reticentes a probar nuevas recetas. Para darle un toque más atractivo, podemos formar un abanico con las láminas teniendo cuidado de que no se solapen demasiado. Y utilizar vinagres de distintas variedades, así como cebollino o trocitos de pimienta de colores para hacerlo aún más agradable a la vista y aportar matices en su sabor y textura.

Resumen
recipe image
Receta
Carpaccio italiano con parmesano
Autor
Escrito en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total